4 de mayo de 2009

Cine Apocalíptico

Tras un mes de inactividad en este sitio y en medio de una epidemia llamada "Influenza A H1N1" no hay momento más oportuno para regresar a la escritura con un tema ya clásico en el cine: "Películas Apocalípticas". Seguro vendrán a su mente grandes producciones de ciencia ficción donde bestias épicas (Godzilla, Cloverfield); desastres naturales (El día después de Mañana, Armageddon) o criaturas extraterrestres (El día de la Independencia, La Guerra de los Mundos) amenazan con la integridad de nuestro planeta, pero este no es el tema que quiero abordar. Con esta paranoia colectiva que se vive hoy en día ya a nivel mundial, y donde más de un escéptico suponen una conspiración por parte de los grandes gobiernos, a continuación haré un breve recorrido por 3 de esas películas que nos han creado incertidumbres y temores sobre las problemáticas mundiales, planteándonos situaciones apocalípticas probables tanto en el presente como para en el futuro.

Iré por orden cronológico y comenzaré hablando de la sátira bélica de 1964 "Dr. Strangelove", una película dirigida por Stanley Kubrick y protagonizada triplemente por Peter Sellers (Mr. President, Mandrake y Strangelove). La película basada en el libro de Peter George nos sitúa en plena guerra fría en la década de los 60's. La crísis de los misiles y la carrera armamentista por llegar al espacio crean un ambiente de tensión y pánico entre las 2 mayores potencias mundiales de ese entonces, E.U.A. y la U.R.S.S. (capitalismo y comunismo respectivamente). La película supone la repentina locura de un general al mando de una base militar americana en el pacífico, y que por cuenta propia decide lanzar un ataque aéreo a distintos puntos estratégicos en territorio ruso bajo la orden de un código secreto que impide dar marcha atrás a tal operación. El problema radica en que si el territorio ruso es atacado, la llamada "Doomsday Machine" (un arma apocalíptica que terminaría con la raza humana) se activaría automáticamente. Ante el inminente ataque, un grupo de líderes militares y políticos, planean la formación de un selectísimo grupo humano que se supone sobreviviría 100 años bajo tierra que se encargaría de repoblar la tierra tras la completa dispersión del compuesto "cobalt-thorium-G" emitido por la "Doomsday Machine". Hacia el final de la película, se muestra al embajador ruso en la sala de guerra del Pentágono tomando fotografías de espionaje dando a entender una posible operación de saboteo a la milicia americana. Esta película fue bastante controversial por el momento en que fue estrenada y los temas que manejaba, ya que en plena guerra fría causaron paranoia pero a la vez gran admiración de la crítica por el manejo cómico y satírico que se le dio a una situación tan delicada y tensa como lo fue la guerra fría, que suponía una amenaza nuclear para la raza humana.

En 1973 aparecería "Soylent Green", dirigida por Richard Fleisher y basada en la novela de Harry Harrison. Esta película es una dura visión al futuro sobre la degradación ambiental y el exceso de población. Supone que en el año 2022 la ciudad de Nueva York estará poblada por 40 millones de habitantes de los cuáles su gran mayoría viven en condiciones deplorabales; amontonados como cerdos y con ningún otro alimento más que el ambiciado Soylent. Como siempre ha sido, existe un diminuto círculo de poder y corrupción con beneficios tales como agua potable, verduras y con mucha suerte hasta un trozo de carne. Robert Thorn (Charlton Heston) es un policía que busca resolver el sospechoso asesinato de uno de los accionistas de la compañía de Soylent, lo cual nos plantea una trama asfixiante y desesperanzada en busca de una verdad que cada vez parece más inexistente en un mundo cruel y decadente. Sol Roth (Edward G. Robinson) es un anciano colaborador de Thorn que vive anhelando un pasado cada vez más lejano y nostálgico en donde la vida era algo humano y hermoso. En un arranque de emociones, Roth decide suicidarse en un lugar llamado "El Hogar" donde se recrea el pasado mediante imágenes visuales, dejando como última voluntad a Thorn que siga el rastro de su cadáver cuando el ya no viva. Tras un largo y duro seguimiento del cadáver de Roth, Thorn descubre un terrible e impresionante secreto sobre el destino de todas las personas y que nos brindaría una de las frases más célebres en toda la historia del Cine:


La película es una fuerte predicción sobre el destino de la humanidad, decadente y pesimista al punto de comernos a los muertos, y que a pesar de su bajo presupuesto fue el punto de partida para posteriores filmes apocalípticos.

Por último, en 1995, el ex Monthy Python Terry Gilliam lanzaría una cinta que hoy en día es objeto de análisis y morbo con toda esta situación de la influenza porcina, así es, la película de la que estoy hablando es "Twelve Monkeys". Esta superproducción nos sitúa en el año 2035, época en la que los humanos viven atrincherados en búnkers subterráneos debido a un terrible virus mortal que en 1996 dejó desierta la faz de la tierra. James Cole (Bruce Willis) es un convicto que sirve como conejillo de indias a los científicos del futuro para intentar regresar al pasado y recolectar la mayor información sobre este virus con el fin de combatirlo y poder volver a la superficie terrestre. Debido a errores de cálculo de los científicos, Cole viaja a 1990 por equivocación donde es capturado y recluído en un hospital mental por afirmar venir del futuro y advertir sobre dicha catástrofe. Durante su estancia en el hospital, Cole entabla amistad con un demente (Brad Pitt) líder de un grupo radical probablemente ecoterrorista que podría ser el responsable del virus desatado 6 años después. Cole logra viajar a 1996, donde con la ayuda de una doctora que logró convencer de su situación gracias a una fotografía de la primera guerra mundial (a donde viajo por un nuevo error de los científicos) logran detectar al verdadero propagador del virus en un aeropuerto. El final es una verdadera joya que en estos tiempos es digno de verse, y para los que ya lo hicieron verla de nuevo.

Las películas apocalípticas son una ventana hacia un futuro que aunque difícilmente posible es moralmente comprendido y temido con todo lo que vemos día a día en las noticias y en la calle. Para concluir quisiera mencionar otras películas apocalípticas de esta línea bastante recomendables:

  • The Omega Man
  • Escape from New York
  • 1984
  • Children of Men
  • I Am Legend (No me encanto, pero encaja en el tema)

2 comentarios:

  1. Muy fan de esas peliculas solo una recomendacion no tan largos los posts

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  2. okok, siempre me clavo escribiendo, pero lo tendré en cuenta

    ResponderEliminar